Una vivienda centenaria.

Categorías Ambientes, Diseño, Estilos, Tendencias, Trucos

Una vivienda centenaria. llamada Casa Jes, con una espléndida rehabilitación llevada a cabo por el equipo de Nook Arquitectos. Esta se encuentra a la vuelta de la esquina de Els Jardinets de Gràcia, en un edificio con una fachada de doble tipología, una frente a una calle tranquila, el la otra orientada hacia el interior de un soleado patio. La rehabilitación consistió en abrir el espacio que anteriormente estaba muy compartimentado.

En la rehabilitación de esta vivienda para adaptarla a nuestros días, algunos materiales tan interesantes como el suelo hidráulico se restauraron y pulieron a conciencia. para resaltar la luz en todo el el espacio el techo se pintó de los tonos de los dibujos del pavimento y las paredes en un blanco radiante, creando un estudiado contraste.

Un antiguo suelo de baldosas hidráulicas contrastan con la moderna decoración.
Un antiguo suelo de baldosas hidráulicas contrastan con la moderna decoración.

El uso de la madera en su tono natural con acabados mate o satinado, es otro de los materiales que podremos ver en distintas estancias de esta casa, dándole con ello un toque más orgánico al conjunto y acentuado el contraste con el color blanco de las paredes.

Una imagen de la cocina abierta al comedor donde el color blanco reina.
Una imagen de la cocina abierta al comedor donde el color blanco reina.

La pequeña pero completa cocina, cuenta con una península, que por un lado sólo le roba unos centímetros al comedor pero que multiplica su espacio de trabajo y hace más cómoda la barra de desayunos, con una encimera de madera natural  que continua en el resto y que contrasta con el blanco del mobiliario.

Una cocina en forma de U, con un espacio muy bien aprovechado.
Una cocina en forma de U, con un espacio muy bien aprovechado.

La luz natural, es otro de las ventajas de esta vivienda donde grandes ventanales la aportan. Un ejemplo lo podemos ver en el salón comedor, que como hemos comentado antes se pintó de blanco para multiplicar la sensación de claridad.

En el salón, destaca el techo original con vigas y pequeñas bóvedas.
En el salón, destaca el techo original con vigas y pequeñas bóvedas.

En las tres fotografías siguientes podemos ver una original solución , cuando queremos tener una habitación de invitados pero no queremos renunciar al espacio que ocupa una cama de matrimonio cuando no se usa como tal.

En la imagen vemos los dos distintos niveles de las dos habitaciones contiguas, una de ellas con un suelo entarimado.
En la imagen vemos los dos distintos niveles de las dos habitaciones contiguas, una de ellas con un suelo entarimado.

En esta otra imagen, se aprecia como tras una trampilla practicada en la zona baja de la pared, y bajo el entarimado de la habitación contigua se esconde una cama de matrimonio.

Una práctica idea, para ocultar una cama o para utilizarlo como almacenaje.
Una práctica idea, para ocultar una cama o para utilizarlo como almacenaje.

El dormitorio contiguo pintado totalmente de color blanco, a excepción del entarimado del suelo, fabricado con madera de tono calido. Una iluminación indirecta consigue un ambiente agradable y muy acogedor, que contrasta con el minimalismo de la estancia.

Un dormitorio con un cuarto de baño en suite.
Un dormitorio con un cuarto de baño en suite.

El cuarto de baño de estilo minimalista,  con el que cuenta el dormitorio principal, aprovechó la elevación del suelo para instalar una bañera semiencastrada.

Una puerta de cristal con un acabado al ácido, da acceso un cuarto de baño minimalista.
Una puerta de cristal con un acabado al ácido, da acceso un cuarto de baño minimalista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *