Una cocina en un invernadero.

Una cocina en un invernadero, adosado a la vivienda es el proyecto encargado al equipo de Blee Halligan Architects. En el número 115 de Highbury Hill  se ha añadido una nueva cocina y amplio comedor en el patio trasero de una antigua casa victoriana, creando un brillante nuevo espacio de vital para el propietario y su gran familia. El techo acristalado se inclina hacia abajo en dirección a la propiedad vecina, para reducir el impacto de eclipsar sin comprometer la sensación de espacio y volumen internamente. Las ventanas y las puertas de la firma Crittal se utilizaron por todas partes, abriéndose hasta el exuberante jardín.

En el gran patio trasero con el que cuenta este edificio de cuatro plantas de estilo victoriano, se llevó a cabo la adhesión de un invernadero totalmente acristalado para ampliar la zona de cocina y comedor.

Imagen del exuberante jardín trasero de esta vivienda.

Imagen del exuberante jardín trasero de esta vivienda.

En esta otra imagen vemos con más detalle la magnífica ampliación realizada con un cerramiento en metal y cristal, que aúna con un inclinado techo de cristal la fachada lateral de la propiedad, con el muro divisorio de la vivienda vecina.

Perfilería de tono oscuro, que contrasta fuertemente con la transparencia del cristal.

Perfilería de tono oscuro, que contrasta fuertemente con la transparencia del cristal.

Los muros de la antigua cocina se derribaron, para unificar esta estancia con la conseguida en la ampliación y crear así un sólo espacio. La perfilería de color negro que hace juego con el  mobiliario de la cocina y que combina este tono con el de la madera que cubre el suelo con un diseño tradicional en espiga y con el ladrillo visto de la vivienda.

Un espacio donde los tronos oscuros predominan.

Un espacio donde los tronos oscuros predominan.

En esta otra imagen vemos la ya mencionada pared que divide las dos distintas parcelas que se utilizó para apoyar el techo inclinado acristalado que forma este interesante invernadero, con un rincón junto a los ventanales lo suficientemente amplio para que lo ocupe un sofá de tres plazas.

La zona de comedor la componen una sencilla mesa, sillas chinas y un colorista sofá.

La zona de comedor la componen una sencilla mesa, sillas chinas y un colorista sofá.

Al otro lado del la mesa de comedor  vemos más mobiliario de cocina, que cuenta incluso con una pequeña barra de desayunos con dos taburetes de estilo industrial y junto a esta se abre una puerta que da acceso a una escalera por la que se ingresa en la vivienda.

Una espléndida distribución de espacios, es uno de los aciertos de esta ampliación.

Una espléndida distribución de espacios, es uno de los aciertos de esta ampliación.

En esta otra fotografía vemos el contraste creado entre la zona de la vivienda original de estilo tradicional y el estilo más actual que se eligió para la nueva ampliación, aunque para que el cambio sea más suave se optó por pintar la pared de esta estancia de color negro para unificarlo con ese nuevo estilo de la nueva estancia.

En la imagen, vemos la puerta que da a la escalera por la que se accede al moderno invernadero.

En la imagen, vemos la puerta que da a la escalera por la que se accede al moderno invernadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *