Techos metálicos.

Techos metálicos, inusuales y sofisticados. Tienen el poder de convertir una estancia anodina en un lugar lleno de glamour.

El techo de este comedor, se diseñó con una composición de cuadrados de varios tamaños, que imitan piezas de diferentes metales, como acero,  latón, bronce, o cobre.

Una imitación, de placas de diferentes metales cubre este techo.

Una imitación, de placas de diferentes metales cubre este techo.

En este recibidor con paredes brillantes en un atrevido y profundo tono turquesa, se optó por cubrir el techo, con finísimas láminas de pan de oro, que evidencia aún más el contraste de los colores elegidos.

Un luminoso techo dorado, realza la estancia en tono turquesa.

Un luminoso techo dorado, realza la estancia en tono turquesa.

En este otro caso, se pintó tanto el techo como parte de las paredes, de una estancia de estilo clásico, con multitud de estrellas doradas de distintos tamaños y formas.

Como si de un cielo estrellado se tratase, se pintó esta estancia.

Como si de un cielo estrellado se tratase, se pintó esta estancia.

Sobre un fondo pintado de color plata, se pintaron con plantillas de estarcir, con un motivo floral que imita un elaborado encaje en tono blanco, formando un interesante contraste entre brillante y mate similar a una tela adamascada.

Un techo adamascado, con un motivo floral en plata y blanco.

Un techo adamascado, con un motivo floral en plata y blanco.

En el caso de este cuarto de baño, el contraste lo crean tanto las paredes de un azul profundo con los marcos de las puertas lacadas en blanco, como la moldura del techo que enmarca un dibujo que sigue un patrón clásico en cobre y blanco.

Un dibujo con patrón repetitivo de estilo clásico, en blanco y cobre.

Un dibujo con patrón repetitivo de estilo clásico, en blanco y cobre.

En una estancia de estilo contemporáneo con paredes blancas y suelo beige pálido, resalta el techo formado por placas metálicas doradas con un suave acabado satinado.

Las planchas metálicas del techo acentúan el estilo contemporáneo.

Las planchas metálicas del techo acentúan el estilo contemporáneo.

En esta habitación con una original bóveda, que forma una pirámide octogonal, el brillo de las láminas de pan de plata que lo cubren, marcan el estilo decorativo de todo su entorno.

Una elegante bóveda, cubierta de hojas de pan de plata.

Una elegante bóveda, cubierta de hojas de pan de plata.

En este moderno comedor, destaca el contraste de estilos, por una parte una mesa minimalista con sillones moderno de líneas rectas y por otra las planchas del techo con un elaborado diseño clásico y un acabado en color plata brillante que hace juego con la lámpara de araña.

Modernidad y clasicismo, se aúnan en el diseño de este comedor.

Modernidad y clasicismo, se aúnan en el diseño de este comedor.

Como en el caso anterior el contraste de estilos decorativos, es la clave del diseño de este comedor que aúna un techo y unas paredes con acabado metálico con un toque industrial, con el clasicismo del mobiliario.

Un toque industrial, en un ambiente tradicional.

Un toque industrial, en un ambiente tradicional.

Una interesante combinación de colores decora este salón, mezclando el intenso verde esmeralda de las paredes con el blanco de las molduras el rodapie y el frontal de la chimenea, los patrones geométricos en blanco y negro del suelo y sobre todo el dorado del pan de oro que cubre todo el techo.

Verde esmeralda, blanco y negro a contraste con el dorado del techo.

Verde esmeralda, blanco y negro a contraste con el dorado del techo.

Pequeñas planchas rectangulares de color plata, cobre y oro, con un acabado envejecido, cubren el techo de este moderno y sofisticado salón

Un moderno salón, con un elegante techo metálico.

Un moderno salón, con un elegante techo metálico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *