Te ayudamos a elegir los colores de tus paredes.

La elección del color, es un tema muy importante a la hora de decorar una estancia, tonos suaves y claros para habitaciones que reciben poca luz y oscuros o más intensos para los más luminosos. Una elección equivocada puede hacer que esa estancia, parezca más pequeña y sombría, mientras que un color acertado consigue todo lo contrario. Tonos relajantes para estancias dedicadas al estudio, o a la lectura, oscuros o profundos para salones acogedores. También se puede jugar con las sensaciones que producen los colores, por ejemplo, una habitación fría debido a su orientación, pintada de un tono cálido, inmediatamente nos aporta sensación de calidez, así como una habitación muy calurosa, si la pintamos de tonos azules o verdes menta, consiguen el resultado contrario, como por arte de magia.

Un dormitorio de estilo colonial, con un refrescante tono verde agua combinado con  los tonos marfil de las cortinas y el cabecero.

Dormitorio color verde agua, combinado con tonos marfil.

Dormitorio color verde agua, combinado con tonos marfil.

Elegante elección de colores en este dormitorio, que combina un tono beige grisáceo, con el turquesa apagado de las paredes.

Interesante combinación de turquesa apagado y beige grisáceo.

Interesante combinación de turquesa apagado y beige grisáceo.

Un dormitorio con mobiliario clásico, en tonos oscuros, a contraste con el frescor del verde menta de las paredes.

Dormitorio pintado, en color verde menta.

Dormitorio pintado, en color verde menta.

Un vibrante color amarillo, en las paredes de este salón se combina con otros objetos de distintos  colores intensos.

Intenso tono amarillo, combinado con varios colores.

Intenso tono amarillo, combinado con varios colores.

Un tono verde pistacho, domina este rincón que se coordina con tonos marrones y tierras.

Rincón en verde pistacho, combinados con tonos tierra.

Rincón en verde pistacho, combinados con tonos tierra.

Una interesante combinación de colores en este cuarto de baño con paredes en tono verde, maderas marrones y sanitarios blancos.

Un baño, que combina verde, blanco y marrón.

Un baño, que combina verde, blanco y marrón.

Una impactante elección es la de este espacio pintado en un intenso tono púrpura.

Una pequeña habitación en un intenso tono púrpura.

Una pequeña habitación en un intenso tono púrpura.

Un ambiente relajado, consigue la mezcla de mobiliario de estilo clásico, con el tono de azul profundo de las paredes de este salón.

Un salón clásico, pintado en un tono azul profundo.

Un salón clásico, pintado en un tono azul profundo.

Una elección, que imprime carácter a este salón, es la combinación de gris oscuro y verde pistacho.

Combinación de gris y verde pistacho.

Combinación de gris y verde pistacho.

Un resultado muy elegante, consigue este tono azul grisáceo, en la decoración de este comedor.

Salón pintado, en un elegante azul grisáceo.

Salón pintado, en un elegante azul grisáceo.

Un intenso color azul cian, domina este salón que lo coordina con blanco, rosa y verde pistacho.

Turquesa, combinado con blanco, verde pistacho y rosa.

Azul cian, combinado con blanco, verde pistacho y rosa.

Interesante combinación de un intenso tono coral con un oscuro gris cálido.

Tono coral combinado con un tono gris.

Tono coral combinado con un tono gris.

Un salón con un techo blanco a dos aguas, enmarcan el color verde pistacho de las paredes.

Salón en tonos, verde pistacho y blanco.

Salón en tonos, verde pistacho y blanco.

Una cocina, con un intenso color amarillo en sus paredes, a contraste con el blanco del mobiliario y del gris de la habitación contigua.

En un luminoso tono amarillo, combinado con blanco y gris.

En un luminoso tono amarillo, combinado con blanco y gris.

Un salón con mobiliario de madera rústica, en tonos oscuros, que contrastan con el intenso tono azul de sus paredes.

En tono azul, con maderas de tono oscuro.

En tono azul, con maderas de tono oscuro.

Una cocina con mobiliario de color blanco, que contrasta con las paredes pintadas de color negro.

Paredes negras y mobiliario en color blanco.

Paredes negras y mobiliario en color blanco.

Un tono turquesa apagado, es el elegido para las paredes de este salón.

En un tono turquesa combinado con blanco.

En un tono turquesa combinado con blanco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *