Rojo como color unificador.

Categorías Ambientes, Estilos, Tendencias

Rojo como color unificador, es el tema que te proponemos en el post que publicamos hoy. Intenso, sofisticado, elegante, atrevido y muy interesante es este cálido color al que recurrimos cuando queremos aportar fuerza e intensidad a la decoración de nuestro hogar. Un tono perfecto cuando nos aburrimos de las estancias en tonos neutros y queremos aportarles vivacidad. Unos simples cojines, un pequeño jarrón, una alfombra, un cuadro o una pared, en este color tiene la fuerza suficiente para que cambie radicalmente el aspecto de cualquier estancia, sin restarle ni un ápice de elegancia. Disfruta de la vivacidad de este tono y atrévete a incorporarlo a la decoración de tu hogar.

Un elegante salón con sosegados tonos neutros, que solamente se rompe en la tapicería de un par de sillones y las rayas verticales de las cortinas.

Dos sillones y las lineas verticales de las cortinas.
Dos sillones y las lineas verticales de las cortinas.

Un sofisticado y moderno salón en tonos neutros y marrones, donde una alfombra y unos cojines rojos son el centro de atención visual.

La nota de color la ponen la alfombra y los cojines.
La nota de color la ponen la alfombra y los cojines.

Un salón moderno blanco, con una pared de aspecto industrial, un suelo de cemento pulido y un par de sofás de intenso color rojo que domina la estancia.

Un sofá de color rojo, marca la decoración de este moderno salón.
Un sofá de color rojo, marca la decoración de este moderno salón.

Los cojines de los sillones, el pie de una lámpara y el fondo de un par de hornacinas en un intenso tono rojo, a contraste con el color blanco y marrón del resto del salón.

Detalles de este color equilibra la decoración de esta estancia.
Detalles de este color equilibra la decoración de esta estancia.

En dos estancias contiguas, se utiliza este color para unificar la decoración, en una de ella se pinta la pared y en otra es un cuadro en el que domina este tono.

Una pared y los cuadros del comedor, son el estudiado contraste decorativo.
Una pared y los cuadros del comedor, son el estudiado contraste decorativo.

A contraste con el oscuro tono marrón grisáceo, se instaló esta interesante estanteria lacada con un vivo tono rojo.

Una moderna estanteria lacada en color rojo.
Una moderna estanteria lacada en color rojo.

En este caso el coque de color lo aporta la tapicería, tanto de las sillas, como los sillones y los taburetes de esta original cocina.

Una cocina con sus asientos tapizados en este cálido tono.
Una cocina con sus asientos tapizados en este cálido tono.

Con un intenso y brillante color rojo se pintó una pared de este clásico salón decorado con tonos tierra.

Un salón clásico con una imponente pared roja.
Un salón clásico con una imponente pared roja.

Marrón, tonos neutros y crudos son los colores base de este moderno salón, que se contrasta con el color rojo de la pared de la chimenea, el cuadro tras el sofá y algunas piezas de la alfombra.

Obras de arte alfombras y una pared de este intenso color.
Obras de arte alfombras y una pared de este intenso color.

Una vistosa decoración en tonos grises, con un suelo negro, donde se sitúa un sofá unos platos y una lámpara en un vibrante tono rojo.

Una interesante decoración que combina grises, blancos y rojos.
Una interesante decoración que combina grises, blancos y rojos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *