Rincones Shabby Chic.

Rincones Shabby Chic, con el consabido color blanco como tono de base y mobiliario recuperado de anticuarios y rastrillos. Ambientes claros y de marcado estilo romántico con una especial predilección por mobiliario de estilo francés clásico con acabados decapados y aspecto rústico, con dorados desgastados, artículos como cajas de metal con desconchones en la pintura y de aspecto oxidado, maderas que han perdido parte de su pintura original y parecen haber estado en la intemperie por un largo periodo, objetos ajados por el paso del tiempo, que todavía conservan su encanto y nos transportan a otros tiempos. Acabados que nos dan la sensación de objetos ya vividos en otro tiempo pasado, por eso los cacharros de la abuela no hay que dejarlos de lado, hay que echarles otro vistazo y seguro que alguna cosa que conservaba tiene ese aspecto que te encanta para tu decoración, lo difícil será convencer a la abuela para que se desprenda de el y te lo regale. Si no lo consigues, recuerda que hay un montón de tiendas que comercializan objetos parecidos a buen precio y con el acabado que queremos.

Un blanco recibidor de madera lacada de blanco con sombrerera, espejo, barra y dos paragüeros, con un sillón orejero junto a el.

Recibidor con espejo y sillón orejero.

Recibidor con espejo y sillón orejero.

Una clásica alacena de esquina de madera acabada en laca blanca, viste esta amplia y clara cocina.

Alacena de esquina en la cocina.

Alacena de esquina en la cocina.

Otra clásica y rústica alacena que en su tiempo fue blanca y ahora luce los desconchones habituales del paso del tiempo.

Un detalle de alacena decapada en color blanco.

Un detalle de alacena decapada en color blanco.

Una estancia decorada totalmente en color blanco con un espejo con tallas de madera decapada y una consola volada con una ménsula debajo.

Espejo clásico y consola volada con adornos.

Espejo clásico y consola volada con adornos.

Un pequeño armario clásico de estilo escandinavo de color blanco, a juego con el sillón orejero de ratán.

Un armario rústico pintado de blanco y un sillón orejero de ratán.

Un armario rústico pintado de blanco y un sillón orejero de ratán.

Un rincón clásico con objetos de estilo shabby chic, como el escritorio y la silla en blanco decapado.

Escritorio secreter con silla clásica.

Escritorio secreter con silla clásica.

Una puerta antigua con clásicas rejas de metal y a cada lado de ella un sillón de estilo con armazón en pan de oro desgastado y tapicería de tela de saco y una mesa velador al otro.

 Una antigua puerta con un sillón y un velador.

Una antigua puerta con un sillón y un velador.

Original y sencillo recibidor con un puf formado por grandes cojines, un gran espejo antiguo, con ancho marco blanco decapado y un taburete bajo.

Entrada con un gran puf y un espejo clásico blanco.

Entrada con un gran puf y un espejo clásico blanco.

Interesante composición la de este rincón, con una consola con cajones de metal en la balda de abajo, en la superior una lámpara, una jarra de metal y una pintura de una dama antigua, tras la consola un gran espejo con acabado en medio punto.

Aparador con espejo y cajas de metal.

Aparador con espejo y cajas de metal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *