Puertas lugar de paso

Desde la antigüedad, los hombres hemos adornado cada utensilio

que hemos utilizado, desde las mas humildes herramientas hasta

los arreos de los animales que nos servían en las labores del campo.

Las puertas que dividían las estancias de nuestros hogares no se

quedaron atrás y desde épocas pasadas se le dio mucha importancia

a la ornamentación que mostraban, sobre todo durante el barroco,

donde las familias adineradas competían entre si para ver quien

poseía el palacio mas lujoso y la carpintería interior mas  y mejor

trabajada.

Una muestra de esto son las tres puertas que se muestran en las

fotos que a continuación veremos. La primera pertenece al palacio

de Catalina en San Petersburgo, donde las abigarradas tallas y la

profusión de molduras barrocas, se utilizan para impresionar al

los visitantes.

San petersburgo

San petersburgo

Aunque para abigarrada, el tallado de esta puerta en Tanzania

donde apenas podemos ver el color de fondo utilizado, por la

cantidad de florituras doradas con pan de oro.

Tanzania

Tanzania

Esta otra perteneciente al palacio Topkapi de Estambul, con

soberbias incrustaciones de ámbar, nácar  y madreperla, con

la belleza de los clásicos dibujos geométricos de la cultura

islámica.

Topkapi Estambul

Topkapi Estambul

En la actualidad, ya no competimos, o por lo menos eso creo yo,

con la decoración de las puertas, aunque creo que enseñárselas

a los vecinos, si que se hace, no se si si para darles envidia o sólo

para que vean lo bien que les podrían quedar las suyas. Bromas

aparte hoy día, son mas sencillas que antaño pero nada tienen

que envidiarles, en funcionalidad, estética y resistencia.

Puertas de madera teñidas de tono oscuro, con palillería y  cristales,

a contraste con las jambas en madera lacadas  en blanco, también,

con palillería y  cristales.

Palillería y cristal

Palillería y cristal

Par de puertas lacadas de color blanco con una parte fija en la

zona superior, dividida por cristales.

De paso blanca

De paso blanca

También en laca blanca esta puerta doble, con palillería de formas

lineales y dos partes fijas acristalada a cada lado de las hojas de las

puertas. Amplitud y ligereza.

Laterales fijos

Laterales fijos

Al igual que la anterior, de laca blanca con dos zonas fijas y dos

móviles, de lineas muy limpias. Modernas y de gran estética.

Lineal y moderna

Lineal y moderna

Similar estéticamente a la anterior, pero en este caso las hojas

se deslizan dentro de las paredes. Optimización  de espacio.

Correderas

Correderas

Unas enormes puertas acristaladas, separan la cocina del comedor,

estas se pliegan unas sobre otras, para ocupar el menor espacio

posible. Funcionales y prácticas.

 

Plegables

Plegables

Separando también la cocina del comedor , estas puertas que

se deslizan dentro de la pared y que hacen juego tanto con el

mobiliario de la cocina como el del salón.

Deslizantes

Deslizantes

Clásicas puertas de laca blanca que se abren al salón y que

coordina perfectamente el ambiente en las dos estancias.

Clásicas

Clásicas

En este otro caso, un par de puertas sin cristales, su aspecto es

mas pesado y robusto que las anteriores, pero no menos estéticas.

Macizas

Macizas

Impresionante salón, con una enorme pared compuesta por

magníficas puertas de madera lacada y acristaladas. Livianas

y muy elegantes

Divisorias

Divisorias

Con vidrieras emplomadas,con dibujos sencillos dos puertas

de madera lacada en color blanco al igual que su alrededor.

Con vidrieras

Con vidrieras

Separando la cocina del salón, dos puertas deslizantes con

diferentes tipo de cristales emplomados.

Emplomadas

Emplomadas

Cuatro grandes puertas deslizantes de aluminio y cristal que sirve

de pantalla entre la moderna cocina y el amplio salón.

Modernas y deslizantes

Modernas y deslizantes

Original idea, la de esta puerta deslizante con un lado, el que da

al salón lacado en blanco y el que da al comedor pintado con una

pintura de pizarra sobre otra pintura magnética, por lo que se

puede pintar con tizas y poner imanes decorativos sobre ella, la

pared preferida de los críos.

De pizarra deslizante

De pizarra deslizante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *