Posalibros,18 divertidos diseños.

Posalibros, un objeto entre lo practico y lo artístico, son sin duda verdaderas obras de arte del diseño o simplemente esculturas que hacen las veces de apoyo para nuestros volúmenes de novelas ensayos, teatro o prácticas guías de viajes. Adornan nuestras librerías, estantes o mesillas de noche, sus formas son infinitas, desde los bustos clásicos de escritores y músicos o los globos terráqueos de metal a los modernos de formas más sencillas o lineales que juegan con el sentido del humor, con escenas del cine, con juguetes o con figuras de cómic.

Un par de posalibros de metal pintados de color negro mate, que forman la silueta partida en dos de una bicicleta, seguro que sujeta muy bien tus libros de temas deportivos.

Posalibros, con silueta de bicicleta.

Con silueta de bicicleta.

También con una figura partida en dos, este de bronce más clásico que representa la ballena de la novela de Herman Melville «Moby Dick», tus libros de aventuras estarán bien sujetos.

Posalibros con forma de ballena

Con forma de ballena.

Divertido posalibros de metal, pintado de negro mate, representando una figura humana, que parece haberse metido de cabeza en los libros, o esconderla como los avestruces.

Posalibros con figura humana

Con figura humana.

Para los libros de hazañas amorosas, que mejor que estos posalibros de estilo más angelical con forma de un par de alas blancas, para románticos empedernidos.

Posalibros, con alas.

Posalibros, con alas.

Si eres de los que piensas todo el tiempo en la naturaleza y quieres unos posalibros para los ejemplares que tienes de national geographic, aquí tienes estos tacos de madera sus  pequeños bosques encima de ellos.

Posalibros, con paisaje incluido.

Con paisaje incluido.

Las siluetas que rememoran escenas de películas, en este caso de terror, es otro de los temas que se usan para el diseño de posalibros originales, fabricados en metal pintado.

Posalibros, con silueta de película de terror.

Con silueta de película de terror.

Divertida escena de la película » La pequeña tienda de los horrores»en silueta, con planta carnívora incluida estos posalibros de metal pintados de color negro. Ideales para tus libros de botánica.

Posalibros, con silueta de planta carnívora.

Con silueta de planta carnívora.

El tema de terror con escenas en silueta es inacabable, en este otro es la sempiterna imagen del hombre con la sierra mecánica persiguiendo a la chica guapa, buen tema para tus libros de bricolaje.

Posalibros, con silueta de escena de terror.

Con silueta de escena de terror.

Y como están tan de moda, como no enseñaros un par de posalibros también en silueta de unas cuernas de ciervo, en este caso de acero inoxidable.

Posalibros, con cuernos de ciervo.

Con cornamenta de ciervo.

Que mejor para una habitación infantil, que una lucha de fuerzas entre dos superheroes, entre la fuerza que ejerce cada uno de ellos sus cuentos no se moverán ni un ápice.

Posalibros con superheroes de cómic.

Con superheroes de cómic.

Este otro super fuerte, hombrecillo de metal brillante, que parece sostener el sólo, unos enormes libros, es el tema elegido por el diseñador para este posalibros.

Posalibros, de metal con forma de hombrecillo.

De metal con forma de hombrecillo.

Otra pequeña figura de hombrecillo, con una graciosa pose de patada de karate, consigue sostener estos libros.

Posalibros, con figura humana en divertidas posturas.

Con figura humana en divertidas posturas.

Otra divertida idea para la fabricación de posalibros, es esta original mano de cómic flotando en el aire, que con un sólo dedo, mantiene a tus rebeldes libros a raya.

Posalibros, con una mano de cómic, sujetándolos.

Con una mano de cómic, sujetándolos.

Ingeniosas frases también en silueta, es el diseño de estos geniales posalibros de metal pintados de color blanco.

 

Posalibros, con texto.

Posalibros, con texto.

Un enorme clip de brillante metal cromado, es la figura que representa este original posalibros.

Posalibros, con silueta de planta carnívora.

Con silueta de planta carnívora.

Un par de figuras humanas, de metal pintado de color negro, empujando cada una de ellas en dirección contraria, es la forma que adopta estos dos posalibros.

Posalibros, con figuras humanas.

Con figuras humanas.

El típico soldado de color verde, con su inseparable plataforma para sostenerlo en pie, del mismo color, es este simpático diseño.

Posalibros, con figura de soldado.

Con figura de soldado.

Original diseño el de este par, con forma de dos flechas de color rojo, que flotan en el aire, señalando cada una de ellas, en direcciones opuestas.

Posalibros, con flechas magnéticas.

Con flechas magnéticas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *