Pinturas de gran formato en el salón.

Las pinturas de gran formato, visten los lugares donde se las sitúa, a veces un anodino salón renace de sus cenizas con sólo elegir la obra de arte adecuada, para que sea el centro de atención. No todo el mundo tiene espacio para poner un cuadro de grandes dimensiones en su salón, pero una pintura  grande no tiene que empequeñecer un lugar reducido, según los tonos en los que  elijamos esa obra, puede ayudarnos a ampliar visualmente una estancia pequeña, si tienes la oportunidad de probar antes de decidir con más de una obra, veras los diferentes efectos que aportan al espacio dedicado para su colocación. Atrévete y te sorprenderás de lo mucho que cambia una estancia con sólo poner una obra de arte u otra. A continuación veras algunos ejemplos de grandes obras en lugares grandes y pequeños, disfrútalos.

Un gran oleo situado sobre el sofá, realizado con tonos cálidos, que contrarrestan al resto del salón pintado totalmente de blanco.

Obra de arte de tonos cálidos.

Obra de arte de tonos cálidos.

Una pequeña estancia con un oleo en formato vertical de grandes dimensiones, que aporta mayor altura visual, al ya de por sí alto techo.

Una gran obra de arte.

Una gran obra de arte.

Un paisaje colorista de grandes dimensiones ocupan casi toda la pared tras el sofá y la mesilla auxiliar.

Un gran cuadro sobre el sofá.

Un gran cuadro sobre el sofá.

Un gran paisaje urbano, en blanco y negro, con sutiles tonos azules y marrones ocupan la pared sobre el sofá de este salón.

Una pintura de gran formato sobre el sofá.

Una pintura de gran formato sobre el sofá.

Tres grandes grabados, con tonos oscuros sobre fondo blanco y en marcados con una moldura de color negro, resaltan sobre la pared de color blanco tras el sofá.

Tres grandes obras en la pared del sofá.

Tres grandes obras en la pared del sofá.

Dos interesantes grabados abstractos en tonos blancos y negros, enmarcados con unas molduras de acabado rústico pintadas de negro, encuadran la zona de comedor.

Dos grabados abstractos en el comedor.

Dos grabados abstractos en el comedor.

Un oleo de grandes dimensiones con un abstracto en los que dominan los tonos azul claro, con cojines y cortinas a juego.

Tonos azules, en el gran cuadro de este salón.

Tonos azules, en el gran cuadro de este salón.

En este gran salón, la pintura que domina, es también de grandes dimensiones, esta es un abstracto muy colorista.

Un cuadro de grandes, dimensiones en este salón.

Un cuadro de grandes, dimensiones en este salón.

Un gran oleo de vivos colores, rodeado de obras más pequeñas, dominan la decoración de este comedor clásico.

Coloristas obras en el comedor.

Coloristas obras en el comedor.

Un cuadro abstracto con un texto en el ocupa toda la zona de la pared tras el sofá.

Un gran abstracto con texto.

Un gran abstracto con texto.

Otra pintura de grandes dimensiones, de arte figurativo, domina la zona de la chimenea, de este moderno salón.

Arte figurativo de gran formato.

Arte figurativo de gran formato.

Un enorme cuadro en blanco y negro con multitud de formas geométricas, enmarca y domina la zona de sofás de este salón blanco.

Con figuras geométricas en blanco y negro.

Con figuras geométricas en blanco y negro.

También en blanco y negro, las dos obras de arte, que se sitúan sobre la consola minimalista, lacada en color blanco, todo destacando sobre el verde grisáceo de las paredes.

Blanco y negro en dos cuadros sobre la consola.

Blanco y negro en dos cuadros sobre la consola.

 

Con unas agradables gamas de azules y beige, está pintado este oleo junto a la mesa del comedor.

Abstracto, con tonos azules y neutros.

Abstracto, con tonos azules y neutros.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *