Los científicos han utilizado la energía solar para convertir agua salada en agua dulce.

Los científicos han utilizado la energía solar para convertir agua salada en agua dulce.
extra_large-1498060436-cover-image

 

Los científicos han encontrado una manera de obtener agua dulce procedente de agua salada utilizando sólo energía solar. Esto podría ser un gran avance en las técnicas de desalinización.

Actualmente, la sal se elimina del agua utilizando plantas de desalinización caras y que consumen mucha energía, de las cuales hay 18.000 en 150 países. Este método consiste esencialmente en hervir el agua salada, se crea vapor de agua, es que es capturado una vez condensado y libre de sal. Sin embargo se necesita una enorme cantidad de calor para hervir el agua, – la mitad del costo de una planta proviene de las necesidades de energía.

Así que esta nueva investigación, publicada en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias, podría ejercer un cambio radical. Fue dirigido por el Centro de Tratamiento de Agua Habilitado de Nanotecnología (NEWT) en la Universidad Rice de Texas.

«La desalinización solar directa podría ser un cambio radical para algunos de los aproximadamente 1.000 millones de personas que carecen de acceso al agua potable», dijo en un comunicado el científico de Rice y experto en tratamiento de aguas, Qilin Li, co-autor  del estudio.

«Esta tecnología es capaz de proporcionar suficiente agua limpia para el uso de la familia y puede ampliarse para proporcionar agua a comunidades más grandes».

Su técnica implica algo llamado la destilación de la membrana. El agua salada caliente fluye a lo largo de un lado de una membrana porosa, y el agua dulce fría fluye a lo largo de otra. El resultado es que el vapor de agua se extrae del lado caliente al frío. Pero mientras los costos de energía son menores, el uso continuo de calor significa  todavía son significativos.

content-1498060302-machine

La tecnología de desalinización solar directa de NEWT. Jeff Fitlow / Universidad de Rice

 

La tecnología de NEWT, sin embargo, es mucho más efectiva. Utiliza nanopartículas de ingeniería, que pueden convertir la luz solar en el calor. Agregar estos a la membrana significa que se calienta por sí mismo, por lo que no son necesarias grandes cantidades de energía  para conseguir calentar ese agua . Se llama tecnología de «destilación de membrana solar activada por nanophotonics», o NESMD.

En un experimento que está en estado de pruebas, el equipo utilizó una cámara NESMD que midie el tamaño de tres sellos postales y unos milímetros de grosor. Han logrado obtener una tasa de producción de agua de aproximadamente 6 litros (1,3 galones) por metro cuadrado, por hora desde su puesta en marcha.

La idea final es que la gente podría comprar paneles basados ​​en esta tecnología. El número necesario dependería de sus demandas diarias de agua.

«Dependiendo de la tasa de producción de agua que necesites, podrías calcular cuánto área de membrana necesitas», dijo Li. «Por ejemplo, si necesitas 20 litros por hora, y los paneles producen 6 litros por hora por metro cuadrado, pedirías un poco más de 3 metros cuadrados de paneles».

Fuente: http://www.iflscience.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *