El blanco como hilo conductor.

El blanco como hilo conductor, del diseño de este refugio de montaña en los Laurentides, en la orilla norte del río San Lorenzo en  Canadá. Creada por el equipo de Design First interiors le saca el máximo partido al magnífico paisaje que lo rodea, ya que la casa cuenta con unos esplendidos ventanales creados para no perderse ni uno sólo de los puntos cardinales. Con un exterior que combina distintos tipos de piedras y madera, el interior nos sorprende por su limpieza de líneas, y el minimalismo tanto de su estructura como del mobiliario que lo decora.

Esta casa enclavada en un lugar privilegiado, lejos de la ruidosa vida urbana, en mitad de la naturaleza, con espectaculares vistas de 360 grados de un valle de montaña, ya que se encuentra en la cima de una de ellas, cuenta con una mezcla de materiales seleccionados por su cualidad táctil terrosa para armonizar con el entorno natural.

 la casa se integra perfectamente, en el paisaje de alrededor.

la casa se integra perfectamente, en el paisaje de alrededor.

Pero al mirar en su interior, los grandes ventanales  realzan la personalidad de la casa y toda la rusticidad del exterior desaparece, dando paso al contraste creado por una sutil simplicidad, de su  diseño interior moderno y minimalista que ofrece una paleta de colores neutros que aportan una sensación de calma y serenidad.

El aspecto interior de este refugio de montaña, contrasta con su exterior rústico.

El aspecto interior de este refugio de montaña, contrasta con su exterior rústico.

Como todo refugio de montaña que se precie, no puede faltar una gran chimenea, que en este caso es un diseño moderno de lineas rectas, panelada con grandes bloques de granito grisáceo, como los que se encuentran alrededor de la casa, y la remata un tubo de acero inoxidable. Frente a ella la zona de sofás, estos también comparten con la chimenea sus sencillas líneas y su tono de color.

Con bloques de granito se construyó el frontal de la moderna chimenea.

Con bloques de granito se construyó el frontal de la moderna chimenea.

Abierta al amplio salón se nos muestra esta sencilla y elegante cocina donde su funcionalidad no resta un apise desofisticación a su entorno, En tonos marrones grisáceos combinados con el omnipresente blanco, con detalles en acero inoxidable como las neveras , la sencilla campana extractora y la patas de los taburetes de la barra de desayunos, que se encuentra en la isla central.

Marrón, blanco y acero inoxidable, son los tonos en los que se asienta el diseño de esta cocina.

Marrón, blanco y acero inoxidable, son los tonos en los que se asienta el diseño de esta cocina.

En esta imagen vemos desde la zona de comedor, otra perspectiva de la estilosa cocina y junto a ella un par de sillas custodian una obra de arte con árboles que parece un ventanal más al exterior.

Marrón, blanco y acero inoxidable, son los tonos en los que se asienta el diseño de esta cocina.

Marrón, blanco y acero inoxidable, son los tonos en los que se asienta el diseño de esta cocina.

En el espacioso cuarto de baño del dormitorio principal, la simetría es la nota dominante en su decoración, con un original diseño de bañera centrada entre los ventanales y a cada lado de esta un mueble lavamanos individual, otra vez el color blanco es el dominante en esta estancia.

Una bañera enmarcada entre grandes ventanales con esplendidas vistas del exterior.

Una bañera enmarcada entre grandes ventanales con esplendidas vistas del exterior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *