Femenino singular.

Femenino singular, es el diseño de este apartamento cuyo proyecto se denominó  50 Shades of Grey. El grupo de diseño Mooseberry llevó a cabo esta decoración que como su nombre revela se llegaron a utilizar más de veinte tonos de gris en su realización.

Gama de tonos grises y el omnipresente blanco, con un suelo de madera en su tono claro natural, dispuesto en espiga que contrasta con la pared de hormigón entre los ventanales.

Beige, grises y blancos , para este acogedor apartamento.

Beige, grises y blancos , para este acogedor apartamento.

Frente al confortable sofá con chaise longue tapizado en un tono gris plomo nos encontramos con una sencilla mesa de centro blanca con la parte superior formada por tablas de madera natural. sobre una alfombra de lana en tono crudo y un aparador lacado en el mismo color con sobre de madera natural.

Mobiliario de líneas sencillas de estilo minimalista.

Mobiliario de líneas sencillas de estilo minimalista.

Al otro lado un par de sillones a juego con el sofá con los cojines del asiento y del respaldo que muestran un patrón a contraste que mezcla el color gris de la base de este con el blanco. Entre los dos sillones un velador a juego con la mesa de centro, tras ellos unos estantes y unas vitrinas lacadas en color blanco.

El juego de grises y blanco, son la nota predominante en el salón.

El juego de grises y blanco, son la nota predominante en el salón.

Junto a la cocina, en una zona separada con cristaleras vemos un original salita  con techo de hormigón de donde cuelgan unas lámparas cuyos cables ( rojos y negros) recorren parte del techo y terminan en una redonda bombilla tipo Edison, sobre un sofá negro con cojines en distintos tonos de gris.

Un office con aire industrial con techo de hormigón.

Una salita con aire industrial con techo de hormigón.

En la amplia y luminosa cocina el color blanco reina sobre todos los demás. Mobiliario sencillo con un toque tradicional  que entre los muebles superiores e inferiores contiene un salpicadero e cristal del mismo tono y una zona de office junto a ellos. Todo inundado por la luz natural que entra por el ventanal.

Cocina y office en tono blanco, con licencias a grises y negro.

Cocina y office en tono blanco, con licencias a grises y negro.

En el dormitorio principal sigue con la misma tendencia de usar grises, blancos y crudos en su diseño. Un cabecero  tapizado con un capitoné en tono gris que continua en la base de la cama, vestida con ropa blanca y gris más suave, con pequeños cojines con patrones geométricos.

Una cama con base y cabecero tapizados en color gris.

Una cama con base y cabecero tapizados en color gris.

Junto a la cama una cómoda con cierto aire industrial, lacada en un suave tono gris perla con sencillos tiradores negros y chinchetas en el mismo color que decoran el frontal. Sobre la cómoda un espejo redondo y una original lámpara colgante.

Una cómoda de líneas rectas con un toque industrial.

Una cómoda de líneas rectas con un toque industrial.

Como no podía ser de otra forma grises y blancos dominan también el diseño de este cuarto de baño, donde destacan unos azulejos que imitan a las antiguas baldosa hidráulicas, que combina ambos tonos en diferentes diseños. y que cubren parte de las paredes y el suelo.

Mobiliario y sanitarios blancos combinados con baldosas hidráulicas.

Mobiliario y sanitarios blancos combinados con baldosas hidráulicas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *