Estancias, con techos muy altos.

Categorías Ambientes, Estilos, Tendencias

Hoy día es difícil encontrar casas con techos altos, a no ser que las construyamos nosotros, o que sea de construcción muy antigua, los apartamentos standard suelen tener techos más bien bajos, sólo los duplex, tienen normalmente la zona del salón a dos alturas. Disfrutar de techos altos, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, tener techos altos, suele significar que tenemos ventanales más altos también, por lo que aprovecha la luz natural y que por esa parte tenga menor gasto energético,  haciendo además que la estancia sea más luminosa y visualmente parezca más amplia, como inconveniente: Que hace más difícil el acceso a las zonas altas, que en invierno es más costoso calentarla, como en verano enfriarla. Los techos altos desde mi punto de vista, son más elegantes, nos permite iluminar con lámparas más espectaculares y poder lucir en las paredes obras de arte de gran formato.

Con techo a dos aguas y dos alturas, con una chimenea que se puede usar desde dos estancias, todo en estilo campestre.

Con una chimenea con dos caras.
Con una chimenea con dos caras.

Dominan los grandes ventanales y la chimenea con un gran espejo, cuyo marco luce motivos arquitectónicos clásicos.

Salón clásico con grandes ventanales.
Salón clásico con grandes ventanales.

Un salón de estilo clásico, con una altura suficiente como para albergar un espejo de grandes dimensiones, sobre la chimenea, incluso un árbol junto a ella.

Con un espejo de grandes dimensiones sobre la chimenea.
Con un espejo de grandes dimensiones sobre la chimenea.

Un gran salón cuya zona central, tiene un techo a gran altura con un artesonado pintado a contraste.

Un enorme salón comedor con vistas.
Un enorme salón comedor con vistas.

Con un marcado estilo campestre, un salón con techo a dos aguas de madera y altos ventanales.

Con una agradable decoración de estilo rústico.
Con una agradable decoración de estilo rústico.

Salón de estilo clásico, con molduras y dinteles pintadas a contraste y ventanas muy altas.

Salón de estilo clásico con molduras y altas ventanas.
Salón de estilo clásico con molduras y altas ventanas.

Aprovechando la altura del techo se ha puesto casi hasta este una colección de grabados antiguos.

Con simétricos cuadros casi hasta el techo.
Con simétricos cuadros casi hasta el techo.

Con una chimenea entre dos altos ventanales y una decoración contemporánea, este luminoso salón blanco, con un gran ficus en su interior.

Con grandes ventanales a los lados de la chimenea.
Con grandes ventanales a los lados de la chimenea.

De estilo contemporáneo un salón con enormes ventanales e inmejorables vistas.

Altísimos techos, en este contemporáneo salón.
Altísimos techos, en este contemporáneo salón.

Un curioso, contraste con los colores blanco, negro y un amarillo dorado muy intenso.

Impresionantes ventanales, en el moderno salón.
Impresionantes ventanales, en el moderno salón.

En las dos siguientes fotografías, vemos un moderno salón comedor que combina el blanco y las lamas de madera, con la zona de salón con techo a dos alturas.

Un elegante salón de estilo contemporáneo.
Un elegante salón de estilo contemporáneo.
Un elegante salón de estilo contemporáneo.
Un elegante salón de estilo contemporáneo.

 

Moderno salón con techos a dos alturas  en tonos grises negros y blancos con una chimenea al fondo.

Un gran salón decorada con blanco, negros y grises.
Un gran salón decorada con blanco, negros y grises.

Estancia clásica con una bóveda  pintada en un blanco brillante y en el centro cuelga una tradicional lámpara de araña.

Como una pequeña y brillante bóveda.
Como una pequeña y brillante bóveda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *