Empezó a pegar trozos de papel en el suelo y consiguió un fantástico acabado que no te lo podrás creer.

Empezó a pegar trozos de papel en el suelo y consiguió un fantástico acabado que no te  lo podrás  creer.

 

A todos nos gustaría tener un suelo nuevo para olvidar ese espantoso que tenemos en casa, que sea original y distinto a todos los demás,que le dé a nuestro hogar una personalidad única. El problema normalmente es la economía, ya que los que nos gustan suelen ser muy caros. Hoy te traemos una forma estupenda de cambiar tus suelos sin un gasto excesivo. El papel, si el papel, es ese material que estabas buscando y que solucionará el problema.


Para este sencillo trabajo necesitarás:

  • Un rollo de papel estraza o papel Kraft
  • Un pegamento suficientemente fuerte
  • Acabado de aceite
  • Barniz de poliuretano
  • Un aplicador, puede ser un rodillo

 

Qué es lo que debes hacer:
¡ Importante! el suelo original sobre el que se realizará el trabajo, debe estar liso, en caso contrario, una solución será  lijarlo  y rellenar las zonas que lo necesiten.

Tomas el rollo de papel y lo rompes en fragmentos que pudieran parecer piedras, no tienen que ser figuras perfectas, más bien libres y sencillas de alrededor de 12 cm de diámetro. Puedes arrugar todos estos pedazos y después extenderlos para darles un aspecto verdaderamente de piedra.

 

Con el papel listo, mezclas el pegamento en partes iguales con agua y pasas a pegar el papel. Debes aplicar el pegamento tanto al suelo como al papel. Para asegurarte de que no quedan burbujas de aire puedes ayudarte de un rodillo de empapelador que te será muy útil, preocupate de que empalmen bien los fragmentos y que no queden espacios donde se pueda ver el suelo original, pues cuando se seque el pegamento, el papel se encogerá.

 

Cuando ya esté todo el suelo cubierto con los trozos de papel y este esté seco, aplicas el aceite de acabado que puedes encontrar en cualquier tienda para el hogar. Simplemente asegúrate que no se hagan charcos y que quede el suelo uniforme.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bien para terminar te aconsejamos aplicar barniz de poliuretano para darle dureza y un gran brillo al nuevo suelo de tu hogar.

 

Tal vez pueda parecer pesado, pero puedes hacer de esta una bella y divertida actividad con tus hijos. También es posible que tardes más de un día en terminarlo pero el resultado final valdrá la pena. ¡Además piensa en todo el dinero que te vas a ahorrar!

 

Fotos: Domestic Imperfection

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *