Buenos pero no siempre.

Descubre el lado oscuro de algunos personajes históricos aparentemente buenos.

Todo el mundo tiene algo que esconder, incluso esas celebridades que nos enseñaron cómo luchar contra la violencia y la injusticia, esas mismas personas que anteponían el bienestar al suyo propio, personas que defendieron movimientos sociales y acciones revolucionarias.

Nadie discute que estas personas hayan conseguido cosas impresionantes, sin embargo, nadie puede negar que la transformación que sufrían en la intimidad los llevó a realizar cosas que repugnarían a cualquiera.
Incluso el más santo comete atrocidades propias del mismo diablo, al fin y al cabo, todo somos humanos…

1- Nelson Mandela

Flickr

Nelson Mandela ha sido algo así como el abuelo de la política internacional. Tras su perdón hacia las personas que lideraron el apartheid y gracias a su ideología fundamentada en practicar una vida pacífica, daba la impresión inequívoca de ser un líder sabio y cariñoso.

Sin embargo, muchos años atrás, Mandela estuvo al mando de un grupo terrorista conocido como Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación), responsable de numerosas muertes inocentes. Desde aquella época se han sucedido diversas olas de violencia cometidas por la población negra, las cuales todavía suceden en nuestros días.

2- Madre Teresa de Calcuta

{keyword}
Aciprensa

Todos recordamos a la Madre Teresa de Calcuta como un verdadero mito de altruismo y generosidad, por ser una sierva de Dios en este mundo y por querer estar al lado de todo aquel que necesitaba ayuda y protección.

Lo cierto es que hubo muchos problemas a la hora de canonizar a la Madre Teresa. Por lo visto, después de todo no era ninguna santa. Existen muchas personas que afirman que su santificación o fue más que el resultado de una campaña mediática de la Iglesia Católica.

Agnes Gonxha Bojaxhiu estuvo involucrada en conversiones religiosas forzadas y en relaciones bastante cuestionables con dictadores como Jean-Claude Duvalier o Enver Hoxha. Sus hospitales se convertían en lugares de sufrimiento en lugar de dar alivio a sus pacientes, y no era por falta de dinero exactamente, de hecho, esta santa pensaba que el sufrimiento, la miseria y la pobreza era obra del altísimo, por lo que no debía ser corregida.

“Hay algo hermoso en ver que los pobres aceptan su suerte para sufrirla como la Pasión de Cristo. El mundo entero gana con ese sufrimiento”, dijo una vez la madre Teresa a Christopher Hitchens.

3- Winston Churchill

{keyword}
Newscrasher

Winston Churchill está considerado como uno de los mejores, sino el mejor ministro primer de Reino Unido de la historia. Muchos creen que Churchill era un buen tipo y que gracias a su liderazgo Gran Bretaña pudo impedir que la Alemania nazi ganase la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, a la vez que luchaba por la paz sobre el nazismo, concertaba verdaderas masacres contra las colonias Sudafricanas e Indias.

Incluso llegó a ordenar el cruento ataque a Mers-el Kebir con el objetivo de masacrar a una flota franco-alemana que suponía una posible amenaza para la Royal Navy si caía en manos alemanas. En el ese “ataque preventivo” más de 1200 franceses perecieron, hecho que crearía desconfianza entre las naciones y que en gran medida llevaría a las tropas francesas a luchar contra los aliados noreteamericanos.

Por si fuera poco, era fiel creyente de la supremacía blanca y en más de una ocasión dijo que América Latina debía ser pobre para así poderla dominar con facilidad.

4- Walt Disney

{keyword}
Schedule

El señor Walt Disney consiguió hacerse de oro gracias a su fantástica industria de entretenimiento y fantasía. Sus mágicas creaciones aún se recuerdan hoy en día, incluso construyó un lugar llamado Disneyland, “el lugar más feliz de la tierra”. Entonces, ¿qué hay de malo con Walter Disney?

A pesar de preocuparse por la felicidad y la alegría de los más pequeños, Walt fue un perfecto ejemplo de machismo, racismo y explotación. En sus primeros cortometrajes se podían observar a indios, negros u otras minorías como personas de menor categoría. También se conoce que explotaba a sus empleados, sobre todo a los del género femenino, quienes recibían un sueldo bastante menor que los hombres a pesar de realizar el mismo trabajo.

Muchos de los comentarios y acciones de Walt serían bastante cuestionables hoy en día. En una ocasión llegó a recibir personalmente al director de cine nazi Leni Riefenstahl en sus estudios un mes después del Kristallnacht, noche en la que ocurrieron linchamientos contra ciudadanos judíos en la Alemania de Hitler.

5- Mahatma Gandhi

{keyword}
Wikimedia

Mahatma Gandhi debe gran parte de su fama a su naturaleza pacifista, sin embargo, algo menos conocido fue la devoción que profesaba por su voto de celibato y las descabelladas pruebas que practicó para confirmarlo. Aunque aún no se sabe si Gandhi tuvo o no relaciones sexuales con dos de sus nietas menores de edad, si que se sabe que durmieron desnudos con el fin de poner a prueba su celibato, acto que está visto como abuso infantil por parte de Reino Unido y los Estados Unidos.

Si bien este acto podría reprobarse por tratarse de diferencias culturales, existen otro aspecto de Gandhi que se aleja aún más de la imagen popular que se tiene sobre él. Y es que, aunque era famoso por respetar todas las razas, no terminaba de simpatizar con los judíos que estaban siendo perseguidos en ese momento. De hecho, reafirmándose en su creencia de protesta no violenta, Gandhi afirmó que los judíos estarían mejor si se mataban entre ellos, de no ser así, deberían haberse dejado matar.

Aunque Gandhi no era ningún nazi y se opuso al Holocausto, eso no le impidió alabar a Hitler, describiéndolo alguna vez como un “defensor de su patria” y afirmando que no era tan malo como la gente pensaba.

6- John Lennon

Irónicamente, John Lennon, ese mismo personaje venerado por los hippies y otros grupos pacifistas por ser un todo icono de la paz, tenía un serio problema a la hora de controlar su carácter. Él mismo admitió que sus dos esposas fueron víctimas de su brutalidad.

Parece una broma que el icono que del movimiento hippie fuese en realidad un hombre con serios problemas psicológicos que a menudo estallaba en ataques incontrolables de rabia y que maltrataba a sus seres queridos.

De hecho, la mayor víctima de sus problemas de carácter fue su hijo mayor, Julian. Lennon siempre culpó al muchacho por haberlo forzado a formar parte de un matrimonio que no quiso y por atraparlo en una rutina doméstica para la que era demasiado inmaduro y narcisista. Tanto Julian como su madre Cynthia declararon públicamente que Lennon no se comportó como un verdadero padre. Después de divorciarse de Cynthia, Lennon comenzó su relación con Yoko Ono y interrumpió el contacto con su hijo durante años. Cuando volvieron a relacionarse, Lennon abusaba emocionalmente de su hijo constantemente, reprendiéndolo y gritándole hasta que el niño no podía contener las lágrimas.

Todavía siendo un niño, ante una risa de Julian, Lennon le gritó, “¡Odio la forma en que te ríes!”. En quizás la declaración más triste jamás realizada sobre Lennon. Julian dijo que Paul McCartney fue lo más parecido a un padre que tuvo durante su infancia.

¿Qué te han parecido estas historias? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: https://rolloid.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *