A vueltas con el color marrón.

A vueltas con el color marrón, para decora tus paredes y darles así un toque de elegancia. Este cálido tono tiene la propiedad de hacer de una estancia anodina se convierta como por arte de magia en un lugar sofisticado con mucho carácter.

El tradicional estilo entre campestre e hípico, se ve acentuado por la estructura decorativa de esta estancia, con un zócalo de finos listones de madera dispuestos en vertical, lacados en color blanco y las paredes marrones cubiertas con multitud de cuadros, espejos, trofeos ecuestres, e incluso con un cuerno de caza.

Un collage hípico, cubre las marrones paredes de esta entrada.

Un collage hípico, cubre las marrones paredes de esta entrada.

 

En la imagen, vemos un primer plano, del papel pintado con en que  se cubrió las paredes de esta estancia, en gama de tonos marrones, con un abigarrado dibujo que recuerda a los mandalas tibetanos.

Unos dibujos circulares, es el geométrico motivo de este papel pintado.

Unos dibujos circulares, es el geométrico motivo de este papel pintado.

En este comedor con clásicas molduras en las paredes y el techo y una chimenea de estilo tradicional, se decidió pintarlo totalmente de marrón oscuro con la excepción del techo que se dejo en blanco. Una moderna mesa de comedor de acero envejecido rodeado de antiguas sillas de madera clara de estilo nórdico.

Un comedor, decorado entre lo tradicional y lo industrial.

Un comedor, decorado entre lo tradicional y lo industrial.

En este acogedor salón, la decisión fue combinar un cálido tono marrón chocolate con tonos madera y dorados, Con un gran sofá tapizado en terciopelo de este mismo color y una mesa de centro, que en realidad es una otomana tapizada con pieles artificiales.

Gama de marrones, en las tapicerías y las paredes de este salón.

Gama de marrones, en las tapicerías y las paredes de este salón.

En el caso de esta cocina abierta al salón, pintar las paredes de este profundo tono de marrón, consigue que resalte aún más el color blanco del mobiliario y las encimeras.

Mobiliario de un color blanco impoluto, contrasta con el marrón de las paredes.

Mobiliario de un color blanco impoluto, contrasta con el marrón de las paredes.

En este espacio decorativo se jugó tanto con el color, como con la simetría de la estancia, con dos ventanas, dos estanterías, dos sillones y dos taburetes, a lo que contribuye bastante el artesonado de vigas de madera del techo.

El color marrón y la simetría, son la base decorativa de esta estancia.

El color marrón y la simetría, son la base decorativa de esta estancia.

Como en varios casos anteriores, este salón se decoró combinando el blanco delas paredes, los perfiles de las ventanas, la chimenea, la alfombra y los rodapies, con una pared, el sofá las cortinas y una mesa de centro, en tonos marrones.

Elegante y serena, es esta combinación de blanco y marrón.

Elegante y serena, es esta combinación de blanco y marrón.

 

Con un estilo contemporaneo, casi minimalista se presenta este salón comedor donde una de sus paredes está pintada en color marrón a contraste con el amplio sofá tapizado en cuero de color blanco, al igual que el color de los cuadros y la moderna lámpara de pie.

Un cálido tono marrón, potencia el blanco del resto de este salón.

Un cálido tono marrón, potencia el blanco del resto de este salón.

Con un aspecto lujoso y sofisticado se decoró este cuarto de baño, utilizando un elegante papel pintado con fondo marrón y un estampado con un toque oriental que muestra grandes hojas de Ginkgo Biloba doradas.

Unas grandes hojas doradas, sobre fondo marrón, decoran este elegante cuarto de baño.

Unas grandes hojas doradas, sobre fondo marrón, decoran este elegante cuarto de baño.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *