Un cueva del siglo XXI.

 

Un cueva del siglo XXI, diseñada en un trabajo conjunto por Bjarne Mastenbroek de la empresa de arquitectura SeARCH  y Christian Müller de CMA. Villa Vals es una casa semi subterránea de vacaciones totalmente equipada. Su plan de diseño era integrar completamente la villa en el paisaje para evitar romper visualmente con la imagen del entorno. La fachada de la casa está ligeramente inclinada, para no perderse ni un centímetro de las vistas del valle que se disfrutan desde esta. La casa, que se completó en 2009 y fue construida y decorada en cooperación con un gran número de diseñadores y empresas de los Países Bajos  que producen diseño holandés. Sus diseños encajan a la perfección en la arquitectura espaciosa, de marcado estilo industrial de esta inusual villa.

Excavada en una ladera de la montaña esta original villa que nos recuerda a las casas de los Hobbits del famoso libro de aventuras del británico J. R. R. Tolkien. Esta tiene una fachada circular con inmejorables vistas del valle que tiene justo frente a ella.

Imagen de la original fachada circular, de este peculiar refugio de montaña.

Imagen de la original fachada circular, de este peculiar refugio de montaña.

Unos peldaños de piedra sobre un suelo de gravilla da acceso a la entrada de la villa con forma de moderna cueva, cuya pared frontal también está construida con piedra, para así no romper con la naturaleza que la rodea.

Unas postes y unas telas metálicas tensas, protegen la parte superior de la villa de la nieve que la cubre en invierno.

Unas postes y unas telas metálicas tensas, protegen la parte superior de la villa de la nieve que la cubre en invierno.

En el rellano frente a la fachada se crea un espacio, donde los arquitectos situaron un par de nichos que hacen las veces de grandes leñeras y una jacuzzi de exterior, perfecta para relajarse después de una jornada de esquí.

La fachada, construida con lascas de piedra y la perfileria de los ventanales, lacada en color negro.

La fachada, construida con lascas de piedra y la perfileria de los ventanales, lacada en color negro.

El original interior juega con materiales tan distintos como el hormigón que forma toda la estructura, o el cartón con el que se construyo este espacio, que crea bóvedas en el techo que bajan por las paredes formando prácticas e interesantes estanterías.

En esta habitación, lama la atención las estanterías y las bóvedas de cartón.

En esta habitación, lama la atención las estanterías y las bóvedas de cartón.

Un marcado ambiente industrial, incrementado por el uso del hormigón, como podemos ver en esta imagen de parte de la cocina y del salón de esta villa.

Los detalles decorativos contemporáneos, contrastan con algunos más tradicionales.

Los detalles decorativos contemporáneos, contrastan con algunos más tradicionales.

En una perspectiva opuesta a la anterior, vemos a la izquierda de la imagen, parte del mobiliario de la cocina que combina frontales negros con acabado en alto brillo y encimera blanca. Frente a este una gran mesa de comedor de madera en su tono natural.

Sillas de madera y metal y una mesa iluminada por distintas lámparas colgantes.

Sillas de madera y metal y una mesa iluminada por distintas lámparas colgantes.

En estas dos imágenes siguiente bajo estas líneas, podemos ver la zona de estar, donde la decoración se mueve entre el color negro de paredes y parte del mobiliario, la madera en tonos naturales, el color blanco y el gris.

Una rústica escalera fabricada con tablones de madera apilados.

Una rústica escalera fabricada con tablones de madera apilados.

Vista general de la zona de estar de esta moderna vivienda.

Vista general de la zona de estar de esta moderna vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *