Una villa en el paraiso.

Una villa en el paraiso, situado en Koh Samui, Tailandia, que cuenta con dos distintos niveles . Las plantas tropicales rodean este lujoso refugio, con un árbol baniano junto a la zona de piscina que atraviesa la cubierta de la terraza superior. La villa de estilo contemporáneo tiene dos dormitorios, dos baños y espacio suficiente para dar cabida a un par de  familias con niños. Con una piscina de tamaño generoso y un salón en la terraza superior  al aire libre, este bonito rincón  ofrece un ambiente relajante,  perfecto para disfrutar en la vacaciones del clima de estas latitudes. La villa cuenta de dos espacios vitales distintos divididos en dos grandes pabellones, uno privado donde se encuentran los dormitorios y otro  común, con salones y comedores interiores y  una gran cocina.  El primer pabellón tiene dos dormitorios con amplios baños en-suite, el segundo pabellón consta de un gran salón  comedor abierto, una cocina totalmente equipada abierta y una cómoda sala de televisión en el entresuelo que también se puede utilizar como un dormitorio adicional con dos camas individuales o una cama de matrimonio. Ambos pabellones tienen puertas abatibles de cristal que permiten que las habitaciones se abran completamente al exterior para acoger y disfrutar del efecto calmante de la brisa fresca del mar. Una perfecta ubicación en mitad del paraiso

En esta imagen de la vivienda tomada desde la zona de piscina,vemos que esta está orientada mirando al mar, como no podía ser de otra forma. Amplias terrazas con exuberante vegetación se abren al jardín

Una estructura moderna, con magníficas vistas en mitad del paraiso.

Una estructura moderna, con magníficas vistas en mitad del paraiso.

Como vemos en esta otra imagen, en la construcción de esta fabulosa villa,se intentó respetar al máximo la vegetación existente y no se escatimó en construirla rodeando a los grande árboles banianos que crecían en la zona.

Piscina infinita que mira al mar perdiéndose con el horizonte.

Piscina infinita que mira al mar perdiéndose con el horizonte.

En exuberante jardín es una parte esencial en el entorno de esta villa, salpicado aquí y allá por espacios de descanso muy cuidados que se unen y pasan a formar parte de las espectaculares vistas que se observan desde el interior de la vivienda,

Los grandes ventanales se abren totalmente al exterior.

Los grandes ventanales se abren totalmente al exterior.

El moderno diseño del interior se viste totalmente de blanco para incrementar la sensación de amplitud y luminosidad, con estancias en diferentes plantas con un alto techo a dos aguas  con estructura de vigas de madera.

El color blanco reina por doquier en esta lujosa villa.

El color blanco reina por doquier en esta lujosa villa.

La moderna y espaciosa cocina se mimetiza con la zona de comedor y de salón formando un único espacio, solamente separados por una gran isla. Este espacio se abre al exterior por sus cuatro lados.

La única licencia al color, lo ponen los electrodomésticos de acero inoxidable.

La única licencia al color, lo ponen los electrodomésticos de acero inoxidable.

También se abren al exterior los luminosos dormitorios con los que cuenta esta vivienda. En la imagen una evocadora cama con dosel lacada en color blanco a juego con el resto de la estancia.

Los ventanales se pliegan totalmente a un lado para dejar el espacio diáfano.

Los ventanales se pliegan totalmente a un lado para dejar el espacio diáfano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *