Cuando se tiene suficiente espacio en casa, un poco de este, se

suele guardar para un vestidor, ese oculto objeto del deseo de

casi toda mujer y cada vez mas hombres, Aseguro que por muy

grande que sea, se quedará pequeño en un santiamén, a veces

creo que son casi una provocación para averiguar cuanto se

tarda en conseguir que esto suceda.

Blanco, enorme, con un descalzador, este vestidor con puertas

lacadas con palillería y cristal.

 

Romántico y femenino
Romántico y femenino

Lo que verdaderamente es el sueño de las mujeres, es este gran

zapatero y los muchos cajoncitos para guardar accesorios.

Gran zapatero
Gran zapatero

En una habitación, cerrada por un par de puertas correderas

para aprovechar el espacio al máximo, dentro una sencilla pero

adecuada distribución, para tener la ropa ordenada y visible.

Luminoso
Luminoso

Este vestidor, parece mas una boutique, con una gran isla en el

centro y rodeado de un enorme zapatero y armarios con puertas

acristaladas, un espejo de cuerpo entero y hasta un televisor.

Con isla
Con isla

Pequeña isla central, con un descalzador adosado a ella, con cada

rincón aprovechado para cajones, incluso debajo del descalzador.

Las paredes se han cubierto por completo por armarios con

puertas de cristal o sin ellas.

Con descalzador
Con descalzador

Lacado en blanco, con todo a la vista este vestidor de pequeñas

dimensiones, pero no por eso se ha desperdiciado ni un rincón,

su espacio se ha optimizado al máximo.

Pequeño y práctico
Pequeño y práctico

Estupendo espacio dedicado al vestidor, de este dormitorio con

una pared acristalada y otra con una distribución fantástica para

ordenar todo nuestro vestuario. Una gran claraboya en el techo

que lo ilumina todo.

Con claraboya
Con claraboya

Con un sistema de almacenaje sencillo y muy práctico este

vestidor sin apenas mobiliario.

Sencillo y lineal
Sencillo y lineal

Con zonas abiertas y otras cerradas por puertas correderas,

junto al ventanal para recibir luz natural y una estética lineal,

con  gran descalzador en el centro.

Amplio y ordenado
Amplio y ordenado

Forrado de madera de arriba a abajo, con mil cajones y puertas

esta habitación dedicada a almacenamiento.

Mas madera
Mas madera

Pequeño y con un ligero sistema de barras con cestas de metal

y de fondo unas estanterías del mismo sistema.

Sin mobiliario
Sin mobiliario

Clásico con una magnífica distribución y una isla muy bien

aprovechada, un vestidor en madera oscura.

Grande y clásico
Grande y clásico

Otro sistema de almacenaje con cestos de metal a modo de baldas

con barras debajo para colgar prendas. Un mecano muy práctico.

De metal
De metal

Mobiliario oscuro y moderno con el espacio muy bien ordenado

para que todo esté en su sitio, con iluminación integrada en la

zona de los colgadores.

Sobrio y oscuro
Sobrio y oscuro

Un espejo a modo de puerta corredera separa el dormitorio de

este moderno vestidor blanco con mobiliario blanco y negro.

Separado por espejos
Separado por espejos

Por el mismo sistema, se ha optado en este vestidor con puertas

correderas de cristal. El color negro domina dentro y destacan

los cajones con frontal acristalado.

Oscuro y masculino
Oscuro y masculino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *